Aprende a comer sushi en 5 sencillos pasos

Hay que comer con estilo

Por: Redacción

15 julio 2018

Comer sushi en alguna de las grandes cadenas restauranteras de lo que el mundo occidental interpreta como comida japonesa, no es realmente comer sushi. Eso sería equivalente a probar tacos en un lugar gringo de comida más bien tex-mex.

 

Por eso, te proponemos que vayas a algún sitio realmente japonés, de esos pequeños que ponen japoneses para japoneses, y sigas estos cinco sencillos pasos para no quedar mal en el intento.

 

Interactúa con el chef de la barra

Él sabrá qué sugerencias darte. Domina qué marisco le conviene a tu platillo. Sólo no lo distraigas con preguntas sobre el clima o las costumbres japonesas, porque tienes frente a ti un verdadero artista con un cuchillo muy filoso en mano y no te va a gustar lo que sucede si distraes su atención.

 

Prepárate en la mesa

La toallita que te dan para limpiarte las manos, no es por si te da flojera ir al baño a lavártelas, es porque el sushi tradicionalmente se come con las manos, sobre todo el maki (los rollitos) y el negiri. Con la toalla, límpiate muy bien dedo por dedo. Nunca la uses en para refrescarte la cara ni para limpiarte el cuello.

 

Cuidado con la soya

Para los japoneses es verdaderamente un insulto desperdiciar la salsa de soya. También, si usas demasiada, les darás a entender que no te gustó y por eso necesitas disfrazar el sabor, ten cuidado.

 

Pon los palillos en su lugar

Mientras masticas y aún no te terminas la comida, los palillos se colocan en el contenedor que ponen a un lado de tu plato, debes ponerlos en posición paralela a la mesa. Cuando dejes en cualquier otro lugar, indican que ya terminaste de comer y el mesero retirará tu plato. Si prefieres, también puedes colocarlos entre las piezas de sushi, esa es una manera educada y aceptable.

 

Cómo se come

En México, el sashimi normalmente se come con palillos, pero la manera tradicional es tomar la pieza con tu pulgar y el dedo medio e ingerirla en un solo bocado. La tradición de tomarlo con las manos es porque te permite sentir la textura y te ayuda a mantenerlo todo junto en lugar de que se acabe deshaciendo en el trayecto entre los palillos y tu plato.

En cuanto a la soya, sólo debes sumergir la parte que tiene el marisco, nunca la del arroz porque podría absorber demasiada soya. Y justo cuando lo introduces a tu boca, la parte del marisco debe quedar hacia abajo, o sea tocar tu lengua, mientras el arroz va hacia el paladar.

 

 

Ahora sí, demuestra el aprendizaje japonés y disfruta la experiencia como se debe.

 

Fotos: Pixabay