La historia detrás de las barberías que ahora conoces

Las barberías que ahora conoces son la evolución de muchos años en donde  los barberos han ido perfeccionando su técnica. Además de que el servicio ha cambiado mucho, pues en el pasado sólo ibas a lo que ibas, pero ahora además de un buen corte de pelo también te llevas una bebida y a veces hasta puedes jugar videojuegos mientras esperas.

 

Master Rodman tiene en la sangre el linaje de la peluquería, comenzó desde los nueve años a aprender el oficio de su abuelo, en la actualidad es director del Instituto Internacional de Alta Peluquería y Barbería, en la plaza Atarazanas, en el centro histórico, en el lugar se forman los nuevos barberos de la ciudad.

 

De vez en vez, algunos muchachos le preguntan cuestiones técnicas, entre el sonido de las rasuradoras comenta que el oficio se ha especializado, aunado a que la tecnología permite lograr otros resultados; además, las barberías ofrecen bebidas de cortesía, tratamientos específicos para hombres e incluso hay algunas que tienen mesas de billar al centro y consolas de videojuegos.

 

“Los hombres ya se quieren ver mejor, antes era sólo estética, la vanidad del hombre ya es diferente, ahora que están a la moda, es la barba, el rasurado con corte inglés, navaja alemana, darle presencia al rostro, a la manera de vivir, las barberías nacen por la vanidad del hombre, ya no nada más es la vanidad de la mujer”.

 

Explicó que la barbería tiene como antecedente el periodo medieval, en donde los barberos le hacían también de cirujano y practicaban sangrías, para que fueran localizables colocaban banderas blancas y hacían un círculo de sangre; luego, colocaron señalizaciones menos gráficas hasta quedar el poste blanco, azul y rojo con el que se les puede reconocer hasta nuestros días.

 

Para los hombres, abundó, el cabello también emite mensajes y aunque las tendencias de la moda van y vienen, en la actualidad los hombres están dispuestos a pagar más por arreglarse la barba, las cejas, recortar sus patillas y por qué no, un tratamiento que mejore la apariencia de la piel.

 

En las barberías, se cuidan los aspectos de atención y servicios, aunado a que la tecnología permite una mayor higiene, ello, se suma a espacios en los que los hombres se sienten más cómodos, se trata de lugares que rescatan las formas y aspecto de la peluquería de la vieja escuela con las de la vida moderna.

 

Con información de Notimex.

otyis