Dos de las películas de terror más chingonas se fusionan

Te han sacado montones de sustos.

25 abril 2018

Blumhouse Productions sigue cosechando éxitos con sus películas de terror independiente de bajo presupuesto, algunas de ellas pertenecientes a sagas que han cobrado gran notoriedad y popularidad.

 

Su lanzamiento más reciente fue Insidious: The Last Key, cuarta entrega de la franquicia creada por Leigh Whannell y producida por James Wan.

 

Una precuela que trae de regreso a la médium Elise Rainier (Lin Shaye) y que tuvo un prometedor debut en la taquilla, quintuplicando su presupuesto.

 

Pese a esto, las críticas no fueron tan benevolentes con Insidious: The Last Key, lo que sugiere que tal vez la saga haya perdido impulso y se esté estancando, lo que ha llevado a la productora a pensar alternativas para mantenerla viva, especialmente ante la prueba de que sigue siendo económicamente viable.

 

Con tantas sagas exitosas en sus manos, la seductora idea de un crossover no iba a demorar. La idea del productor Jason Blum es la de hacer un crossover de Insidious y Sinister.

Insidioso y siniestro
sinister ethan hawke

Sinister se estrenó en 2012, escrita y dirigida por Scott Derrickson, quien luego daría el salto a las grandes ligas para hacer el blockbuster de Marvel Doctor Strange. Con el protagonismo de Ethan Hawke, la película fue, nuevamente, un éxito internacional para Blumhouse.

Su secuela de 2015 ya no tuvo ni a Derrickson ni a Hawke, fue vapuleada por la crítica y no tuvo tampoco un gran desempeño taquillero, así que es también una saga que podría beneficiarse de una inyección de vida.

 

Según ha revelado Jason Blum, la idea de este crossover no es nueva, pero ahora ha vuelto a resurgir.

 

Combinar estos dos universos, ambos sobre posesiones demoníacas que atormentan a los protagonistas, no es una empresa demasiado difícil para la productora, que puede hacer coexistir sus amenazas sobrenaturales sin estirar demasiado los conceptos detrás de cada saga.

 

Por lo pronto, Blumhouse se prepara para expandir su oferta de películas de horror sobrenatural, estrenando en abril la película Truth or Dare, dirigida por Jeff Wadlow (Kick-Ass 2), sobre un grupo de jóvenes acosados por espíritus malignos tras jugar una versión sobrenatural de «verdad o reto».