Pasarela de vida

Por: La Neta Pechugona

20 mayo 2019

Pasarela de vida

Tienes una cara tan bonita… pero si bajaras un poco más de peso serías hermosa.

¿Neta?

Lo escuché por años y en medio de todos los trastornos alimenticios que padecía, todavía tenía que escuchar esa frase mínimo una vez al mes.

Y así fue como la inseguridad se metió en mi cabeza poco a poco, lloraba frente al espejo y muchas cosas más que ya les he contado.

La gente me daba soluciones y consejos que yo no pedía y créanme, lejos de ayudar me hacía sentir peor.

Así cuando conocía a personas me justificaba con ellos por mi peso mucho antes que ellos preguntaran o dijeran algo.

Qué mal estaba. Seguramente les daba cabida en mi vida para juzgarme sin conocerme.

Y durante mi descubrimiento hacía el amarme a mí misma, me di cuenta de muchas cosas.

Pero ese camino lo recorrí yo sola: eran mis errores, mis fracasos y mis logros también.

¿Y saben que? La verdad me hubiera gustado compartir todo lo vivido con alguien que entendiera plenamente por lo que pasaba.

Pasarela de vida

Hace unos días compartí con 11 chicas el placer de una pasarela de chicas ‘curvy’.

Durante la comida que hicimos previo al evento, todas abrimos nuestro corazón para contar lo que habíamos pasado por tener cuerpos diferentes.

La verdad me quede en shock…

Algunas habían tomado pastillas para bajar de peso, otras jugos, otras, al igual que yo, habían tenido enfermedades de trastorno alimenticio.

Y aunque ahora son mujeres seguras, en su momento, al igual que yo, la pasaron súper mal por lo estándares de moda y belleza.

Fue increíble poder aconsejar a algunas de las modelos más jóvenes, decirles que la gente tóxica es aquella que no te acepta tal como eres, incluso si es tu familia o aquellos que se dicen ser amigos.

Decirles que van por buen camino, que cuiden su salud y, sobretodo, que hay alguien que también pasó por eso, sobrevivió y está bien.

Convivir con ellas fue un bálsamo a mi alma, nunca estuve sola y nunca lo estaré.

Hay otras chicas que pasan por lo mismo que yo y compartir esas vivencias nos hizo más fuertes.

Al final del día, todas esas chicas nos plantamos en una pasarela, frente a cámaras, familias, amigos y gente desconocida.

Además, en ropa interior y con una transmisión en vivo.

Se sintió tan bien…

Fue uno de los logros más importantes de mi vida, fue boicotear mi inseguridad y decirle «aquí estoy y sabes que me amo así como soy».

Pero lo más increíble fue encontrar chicas que el amor propio las ha hecho redescubrir que tener una cara bonita no sirve de nada si no te veneras completa.

Porque somos diosas, sea como sea.

Es importante dejar en claro que todas sabemos que la salud no está peleada con el peso y el estándar de belleza es únicamente un límite que te pones tú solo.

No tiene nada que ver con lo que te dice la sociedad, sino con como te sientes contigo.

Agradezco a la vida poder vivir esta experiencia, porque lejos de encontrar a 11 hermanas de vida, fue una inauguración a decir «aquí voy, sin freno y hacia enfrente».

¡Así que sí! Soy ‘curvy’, gordibuena, curvigorda, sabrosa, carnosa.

Y tuve los ovarios bien puestos para decir «ésta soy yo», y si yo me amo como soy, ¡tú también!

También te puede interesar:

El top 3 – La Neta Pechugona

La Neta Pechugona ¿Y esta quién es?