Predicciones Óscar: La estatuilla por mejor cinematografía se la llevará esta película

Por: Emma Sifuentes

04 febrero 2020

Mejor cinematografía

Los premios Óscar están a la vuelta de la esquina, y las predicciones en algunas categorías se han visto dividas en varios medios. Sin embargo, hay una que parece no generará muchas sorpresas: mejor cinematografía.

Este año, las nominaciones para Mejor Cinematografía celebran a las películas de época. 

¿Qué película ganará por mejor cinematografía?

«El Faro»

Dos guardianes se enfrentan a tormentas y demonios internos mientras resguardan un faro ubicado en un isla remota de Nueva Inglaterra. Ambientado en 1890, el trabajo visual de Jarin Blaschke hace al público descender en una espiral de paranoia. 

El casi perfecto encuadre y la impecable imagen en blanco y negro hacen que la locura de los protagonistas sea casi palpable. Es casi imperceptible la poca experiencia (comparada con los otros nominados) de Blaschke, quien ya ha colaborado con el director, Robert Eggers, en la aclamada The Witch.

«El Irlandés»

Esta es la otra nominación dada a un mexicano en esta edición de los premios Óscar. Sin embargo, es más probable que Mayes Rubeo se lleve la estatuilla por su vestuario en Jojo Rabbit, que Rodrigo Prieto por su trabajo en esta película. 

Prieto no es ajeno a la premiación; esta es su tercera nominación, y también su tercera colaboración con el director Martin Scorsese (Silence y The Wolf of Wall Street).

El gran reto para Prieto fue transmitir a través de su lente el paso del tiempo. Finalmente, la meta era lograr que el espectador viera más allá de los trucos digitales para rejuvenecer a los actores cuyos personajes brincan de una década a otra a lo largo de la trama.

«The Joker»

Ambientada en la década de los 80, Lawrence Sher logró transportar a la audiencia a una Ciudad Gótica jamás nombrada pero siempre reconocida. 

Cada toma, cada color, cada movimiento deja testimonio de la desesperanza que motiva al protagonista, Arthur Fleck, a culpar a los demás de su propia decadencia. 

La historia del comediante sin gracia se hace más real gracias al lente empático de Sher, que nos hace ser cómplices en los bailes catárticos de un demente, la demencia de una madre psicótica y la psicosis de una sociedad que se ha olvidado de su humanidad. 

«Once upon a time in… Hollywood»

Robert Richardson es el más premiado de los cinematógrafos nominados y, quizá en gran parte, el responsable que el film autobiográfico de Quentin Tarantino esté nominado a Mejor Película del año. 

Con su experiencia como director de cinematografía en numerosos documentales, no es casual que Richardson sea el encargado de contar visualmente esta historia, llena de personajes de la vida real en una ficción donde el color y el movimiento son esenciales.

Richardson podría ser la sorpresa y llevarse el codiciado Oscar una cuarta vez, si no fuera por una técnica que últimamente ha encantado a los miembros de la Academia. 

«1917»

Armada con maestría para parecer una toma continua, la historia de dos soldados que cruzan la tierra de nadie en medio de la Primera Guerra Mundial es la favorita para llevarse este Óscar. 

Resulta increíble que Roger Deakins, uno de los directores de cinematografía más reconocidos de la industria, haya sido rechazado de la escuela de cine cuatro veces. La razón: los docentes no creían que su trabajo fuera lo suficientemente cinematográfico.

Sin embargo, Deakins llega a la premiación de la Academia como el favorito en su categoría. Más allá del recurso utilizado antes por Emmanuel “El Chivo” Lubezki en grandes obras como Gravedad, Niños del Hombre y Birdman, y que ha sido el gran favorito en los últimos años, Deakins juega con la sombra y la luz, con las formas y los humos de manera magistral. 

No sería posible empatizar con nuestros héroes si no fuera por el ojo combativo y pacífico a la vez de uno de los grandes cinematógrafos de la historia. 

Ganará: 1917

Se lo merece: El Faro

Debería estar nominada: Parásitos